La alimentación es una manifestación cultural.
El acto de comer no es solo para
sobrevivir va más allá.
El comer es comunicación es compartir.
Por la alimentación se celebra una ocasión especial, una IDENTIDAD REGIONAL, un gusto personal, un momento donde los comensales disfrutan alrederor de una mesa.